El sol sale a la puerta

¿Qué se gesta en la Puerta? ¿Qué sucede?

Decimoquinto día de nuestro quinto mes,
Del undécimo año del segundo milenio,
Muy cerca de la Puerta alguien gritaba
-Acaso reclamando los rayos de algún sol
Que lejano y ausente se guardaba-:
“Indignados estamos y venimos por ello”
Y más se les unían a pocos días después.

¿Pero quiénes son estos y qué quieren?
¿A qué han venido aquí?, Todos se preguntaban.
Y en poco tiempo todos ahí estaban:
Unidos en sus voces,
Diciendo sus por qués.

En kilómetro cero comenzaron
Instalándose incómodos, improvisando techos,
Conviviendo con paz y con cordura
Pidiendo el imposible de sus sueños.

En el punto de inicio van y vienen
Ancianos y pequeños, ocupados y vagos,
Esqueletos;
Se mueven bajo un ritmo que los une
Y bajo el mismo Sol cantan inquietos.

Así en la gestación dentro de esta matriz
Bajo el gallardo paso de su mejor alcalde,
Entre una hora y otra de su propio reloj
Todos se reconocen, se comparten,
Se regalan y abrazan;
Y mares de consignas se mecen en el aire
Con una sola voz durante días,

Y a colores reclaman las pancartas gigantes
Los mares de mensajes,
Arropado entre mantas el paisaje.
La plaza va mutando bajo su propio tiempo,
Va reflejando viva clamores y esperanzas,
Las bajas y las altas; sus gozos y sus trances,
Sus mudanzas.

Y en el centro de todo,
El kilómetro cero de esta matriz gestante;
En el país del loco que atacaba molinos y encontraba en su musa la belleza faltante;
Del pequeño Platero; de poetas de Oro bautizando a su Siglo;
De los genios del óleo; de la pena vertida en cante hondo;
De la sangre del toro,
Sendas sin rumbo fijo se forjaban
Mientras el Sol salía para todos.

¿Qué pasará después? alguien pregunta;
Qué estrella nos espera cuando se ha echado al viento la consigna,
Y han caído las máscaras
Y ha seguido la vida.
Que si el mundo nos siga,
Que a dónde va el camino…
Ya lo dijo Machado y no mentía;
Que no existe, no hay: se hace al andarlo,
Y si el mundo nos sigue o nos vigila,
Si nos ignora o acaso nos admira,
Viene siendo al final tan poca cosa
Después de rescatar causas perdidas.

Yo vengo del ombligo de la luna,
Y desde ahí las cosas
Se ven algo distintas,
Pero alcanza a alumbrarnos este Sol
A cuyo alrededor la tierra gira;

Y que siga brillando y sea el principio
De infinitos caminos y de vida.

Algo pasa en la Puerta: ¿Qué sucede?
Que al fin se asomó el Sol
Para tomar su sitio
Y alumbrar con sus rayos
A la gente.

BPB Herrera

(matriz en sentido etimológico, se refiere a Madrid
ombligo del mundo en sentido etimológico, se refiere a México.)

Anuncios

Una respuesta a “El sol sale a la puerta

  1. Me gusto! suerte México!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s